Skip to main content

Cambiar el pañal de tu bebé es una habilidad importante que aprenderás después de los primeros días con él, ya que los cambios serán muy frecuentes. A continuación, te ofrecemos una sencilla guía para que aprendas a cambiar el pañal de tu bebé.

Cómo prepararte

Puedes cambiar a tu bebé en un cambiador o sobre cualquier superficie cubierta con una manta para cambiar pañales o una toalla. Es importante que tengas a mano todo lo necesario antes de comenzar, lo cual incluye:

  • Un pañal limpio
  • Toallitas húmedas para bebé
  • Una bolsa de plástico para el pañal sucio
  • Crema para pañales
  • Para los niños, un paño extra en caso de salpicaduras
  • Una muda de ropa para tu bebé

Recuerda que jamás debes dejar solo a tu bebé sobre el cambiador o la superficie elegida, ni siquiera por un instante.

Pasos para cambiar el pañal de tu bebé

  1. Recuesta al bebé sobre una superficie plana, suave y segura.
  2. Quita el pañal al levantar las tiras adhesivas y luego pliégalas sobre sí mismas para que no se peguen al bebé.
  3. Con toallitas húmedas o bolitas de algodón mojadas con agua, limpia la zona genital desde la parte delantera hacia atrás.
  4. Coloca un pañal limpio debajo de tu bebé y sécalo dando toquecitos con un paño limpio. Es una buena idea aplicar una capa delgada de DESITIN® Creamy en las pompis de tu bebé a fin de protegerlo contra la dermatitis del pañal o rozaduras.
  5. Asegura el pañal limpio pegando las tiras adhesivas de la parte trasera del pañal en el panel frontal. Debería quedar ajustado pero no demasiado.
  6. Por último, coloca a tu bebé en un lugar seguro para que puedas arrojar el pañal sucio a la basura y lavar tus manos.

Consejos para cambiar el pañal

  • Jamás dejes solo a tu bebé sobre el cambiador o la superficie elegida, ni siquiera por un instante.
  • A menudo, los padres primerizos se sorprenden por la cantidad de pañales que utilizan al día; siempre debes tener bastantes disponibles
  • Antes y después de cambiar el pañal de tu bebé, asegúrate de lavar tus manos

Cambiar los pañales: puede significar Mucho Más

Cambiar el pañal, es uno de los rituales que vas a hacer más a menudo con tu bebé. Es una experiencia multi-sensorial para tu pequeño, ya que al limpiarlo suavemente y espolvorearle el dulce olor del talco para bebé, hace conectar el poder del tacto y de las esencias.

La rutina de acariciar ayuda a tu bebé a desarrollar confianza en sí mismo y la capacidad de relacionarse con los demás, mientras que los olores agradables y familiares se han demostrado que mejoran su estado de ánimo y su estado de alerta. Cuando estos sentidos están enlazados, su vínculo se fortalece y así es feliz, con un sano desarrollo de tu bebé.

La popó del bebé no es el tema más agradable pero, como mamá, es algo a lo que te enfrentarás todos los días. BabyCenter® te ayuda a saber qué es normal y qué no.

Volver arriba