Skip to main content

La piel de tu bebé recién nacido continúa desarrollándose, por lo que necesita un cuidado especial. Durante el proceso de adaptación al nuevo entorno, la piel del bebé recién nacido puede tener algunas de estas enfermedades comunes.

Cuidar la piel de tu bebé significa Mucho Más

Cuando cuidas la piel de tu recién nacido, estás haciendo mucho más que mantenerla saludable. Algunas investigaciones revelan que tu contacto habitual durante los momentos cotidianos en que le aplicas crema suavemente a tu bebé o lo bañas, es crítico para su crecimiento y desarrollo, su comunicación y aprendizaje.

Y el aroma agradable y familiar de los productos JOHNSON’S® para el cuidado de la piel del bebé pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo y de alerta de tu bebé. Juntos, el tacto y el olor ayudan a crear memorias duraderas mientras cultivan el vínculo afectivo entre tú y tu bebé, y fomentan su desarrollo feliz y saludable.

El desarrollo de la piel de tu bebé

La piel de tu bebé recién nacido debe adaptarse de su entorno acuático dentro del vientre a un ambiente mucho más seco después de nacer. La piel del bebé es más delicada que la de un adulto ya que la transición no es inmediata y la piel seguirá desarrollándose durante mucho tiempo después del nacimiento. Si bien la piel de tu bebé puede absorber la humedad a un ritmo más acelerado que la piel de un adulto, también puede perderla al mismo ritmo y quedar propensa a la resequedad. Además, como el sistema inmunológico de tu bebé todavía se está desarrollando, existen mayores probabilidades de infección.

Acné infantil

El acné infantil afecta a aproximadamente un 20 por ciento de los bebés. Generalmente, desaparece por sί solo durante los primeros meses. Puede manifestarse en formade granos, espinillas o una dermatitis. Los pequeños granos o puntos de color blanco que se denominan milia, suelen aparecer en el rostro, especialmente en la nariz y el mentón. No generan picazón, por lo que no le resultan molestos al bebé. Solamente, son el resultado de glándulas sudoríparas no desarrolladas y, posiblemente, de hormonas relacionadas con el embarazo, y desaparecerán sin necesidad de tratamiento.Si bien el acné infantil se cura solo, si notas que es grave o te preocupa, habla con su médico al respecto.

Descamación de la piel

También notarás que durante los primeros días de vida de tu bebé, su piel se descamará levemente, en especial la piel de las palmas de las manos, las plantas de los pies y los tobillos. Esto es perfectamente normal,especialmente si tu bebé nació después de la fecha prevista del parto. Después de algunos días, la descamación desaparecerá. Puedes preguntarle al médico si te recomienda usar un ungüento o un humectante.

Costra láctea

Algunos bebés tienen costra láctea o dermatitis seborreica: un transtorno de la piel que se manifiesta a través de costras escamosas o duras en el cuero cabelludo o las cejas. Ésta es una afección muy común, que puede aparecer en las primeras semanas de vida del bebé y suele durar varias semanas o meses. Afortunadamente, por lo general desaparece por completo cuando el bebé  tiene entre ocho y 12 meses.

Para ayudar a aliviar la costra láctea, puedes aplicarle JOHNSON'S® baby aceite para el cuerpo del bebé original o un humectante en las costras y masajear suavemente para ablandarlas. Deja actuar unos minutos y luego peina su cabello delicadamente para desprender las escamas. Después de eso, puedes lavarle el cabello con un shampoo suave para bebés como el shampoo para bebé JOHNSON'S® baby shampoo original con pH  balanceado.

Dermatitis del pañal

Muchos bebés padecen de dermatitis del pañal en algún momento. Para obtener información sobre el cuidado y la protección de la dermatitis del pañal, visita nuestra guía para la dermatitis del pañal.

Aunque muchas de estas enfermedades se resuelven por sí mismas, si algo te preocupa o te llama la atención, consulta con tu médico.

Volver arriba