Skip to main content

Como el tacto, el olfato forma parte de una parte integral del desarrollo saludable de tu bebé. La sensación de seguridad, felicidad y calma que tus caricias crean son fortalecidas incluso mucho más cuando usas productos que mejoran la experiencia del masaje a través del poder del olfato.

Ha sido comprobado que aromas familiares mejoran el estado de ánimo de los bebés, la calma, y su estado de alerta, y el aroma de una madre puede ayudar a reducir el llanto.

Estableciendo rutinas regulares con productos con aromas familiares puede ayudar a tu bebé a conectarse con la experiencia, y a ti, de una manera más rápida.

El aroma: La llave a memorias imborrables

Las memorias evocadas por un aroma son más emocionales y placenteras que aquellas creadas por otros sentidos.La habilidad de oler y las asociaciones que los olores evocan comienzan a ocurrir en una etapa muy temprana de vida. Los recién nacidos usan su sentido del olfato, sobre cualquier otro, desde el momento del nacimiento para familiarizarse con su mundo. De hecho, aquí es donde el vínculo entre tú y tu bebé comienza- los bebés pueden reconocer a sus mamás sólo por el olor.

Dentro de las primeras semanas de vida, el cerebro de tu bebé comienza a hacer asociaciones durante las experiencias entre emociones que sienten y los aromas que huelen. Los olores placenteros, cuando son relacionados con una caricia, pueden crear memorias imborrables que tu bebé recordará para toda una vida.

¿Por qué el olfato evoca memorias más que cualquier otro sentido?

¿ Por qué el aroma es más que un olor agradable? Está todo en el cerebro.

Cuando vemos o escuchamos algo, las señales son enviadas al tálamo, una parte del cerebro que actúa como guardia, antes de que esas señales sean procesadas en el cerebro. Pero cuando olemos algo, las señales son transmitidas directamente al área del cerebro responsable de procesar los olores, llamado el bulbo olfatorio.

Esta área de procesamiento de olores está conectada a través del camino olfatorio hacia las partes del cerebro que son responsables de nuestras emociones, conocida como la amígdala, y nuestra memoria, conocida como el hipocampo y la corteza etorrinal.

Como resultado, los olores activan estas regiones más rápido que otros sentindos y detonan memorias llenas de emociones vibrantes.

JOHNSON'S® baby ”¡Huele a bebé!”

Uno de los aromas que más la gente alrededor del mundo más relaciona con bebés es el aroma de los productos de JOHNSON'S® baby. Nuestras fórmulas ayudan a crear cálidos recuerdos para padres y bebés a través de las generaciones.

Volver arriba