Skip to main content

La piel de tu bebé

La piel de tu bebé

La piel de tu bebé es distinta a la piel de un adulto y necesita un cuidado especial. Conoce por qué la piel de tu bebé es tan importante y cuál es la mejor forma de cuidarla.

La piel de tu bebé es una de las mejores barreras de defensa que tiene el bebé contra los agentes irritantes, los gérmenes y las bacterias. Sin embargo, para poder proteger a tu bebé, debe estar saludable.

El cordón umbilical de tu bebé se desprenderá en alrededor de una semana de haberlo traído a casa. Hasta ese momento, asegúrate de que esté limpio y seco.

La piel de tu bebé es la primera barrera de defensa contra el mundo externo. Para que la piel esté sana, es importante mantenerla hidratada. Asegúrate de humectar la piel de tu bebé para protegerla de la resequedad.

Mantén a tu bebé feliz, saludable e impecable. Obtén consejos para cuidar sus ojos, oídos, nariz y uñas.

Sacar a tu bebé al aire libre es una excelente manera de ayudarle a explorar y crecer, pero su piel es muy sensible a los rayos UV del sol.

A medida que tu bebé crece, también crecen sus dientes. Entusiasma a tu niño pequeño con el cuidado dental y establécele una rutina diaria saludable.

Volver arriba